derf.com.ar    Lecturas hoy: 32166
Mundial rusia


     


Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

INTERNACIONALES


Brasil profundiza la militarización de Río de Janeiro por la crisis de seguridad



Fecha: 30/12/2017   10:36  |  Cantidad de Lecturas: 1303

El gobierno decidió mantener un año más las Fuerzas Armadas en la ciudad carioca y habrá un despliegue especial por la fiesta de año nuevo





No hay lugar latinoamericano que pueda empardar a Río de Janeiro en la fiesta de año nuevo. Y este domingo las luces y los fuegos artificiales brillarán, en la playa de Copacabana tan imponente como en sus versiones anteriores. Pero la “belleza” del espectáculo apenas resultará en un stop de algunas horas en la “epidemia de violencia” que sufre la capital carioca.


El aumento de la inseguridad llevó a que el gobierno de Michel Temer profundizara la militarización de la ciudad. En esta fiesta de fin de año las Fuerzas Armadas se harán cargo directamente de la seguridad -hasta ahora acompañaban a la policía- y patrullarán Río con tanquetas provistas de ametralladoras. Hasta ese punto llega la calamidad social en esta poblada urbe.


Los militares continuarán como garantes de “la ley y el orden” hasta el 31 de diciembre de 2018.


Es inusual que la seguridad ciudadana deba ser “militarizada”. Para eso están, precisamente, los cuerpos policiales. Pero un estado provincial quebrado, como es el caso del fluminense, carece de los medios para sustentarlos.


Esa es la explicación que subyace en las decisiones del gobierno federal brasileño para utilizar tropas de las fuerzas armadas en la prevención y combate del delito. El gobierno decidió que no solo en la temporada sino en todo el año entrante la ciudad permanezca militarizada.


Desde que en julio pasado se oficializó la participación del Ejército en las operaciones “anti narcos” en las favelas, y también en el patrullaje callejero, el ministerio de Defensa lleva gastados por mes 10,5 millones de reales (3,3 millones de dólares).


Tamaño esfuerzo, sin embargo, no cumplió con las expectativas de mínima. Por el contrario, los datos muestran que hay un empeoramiento: entre agosto y noviembre último aumentó en 25% el número de autos robados, en comparación con 2016.


Es posible verificarlo con los datos del Instituto de Seguridad Pública (ISP); estos revelaron que, entre enero y noviembre último se produjeron 212.065 casos de hurtos, lo que da una cifra realmente alarmante: 27 víctimas de sustracciones por hora. La multiplicación de los robos que trepó 447,63% en los últimos 26 años, muestra una evolución muy superior al del crecimiento poblacional que en ese lapso fue de 30,53%.


Basta otro dato para dibujar el cuadro de la violencia en esa ciudad tan bella, celebrada en el himno Cidade Maravilhosa que cantaron María Bethania, Beth Carvalho y Daniela Mercury; esa ciudad tierna y melancólica que dejó entrever Vinicius de Moraes en su poema “Garota de Ipanema”.


En el reverso de la moneda hay un récord poco estimulante: este año se produjo un nuevo raid de asesinatos, con los peores números desde 2010. La estadística indica 36,7 homicidios por cada 100.000 habitantes. Es una cifra triste que duplica la media de América Latina y supera en 12 veces la de Buenos Aires.


Desde luego, hay una correlación directa entre la estrechez financiera del estado provincial y el aumento en la frecuencia de los delitos. Es lo que piensa Martha Rocha, legisladora que preside la Comisión de Seguridad de la Asamblea Legislativa.


“Con una infraestructura de seguridad deteriorada por cuenta de la falta de financiamiento público, es claro que la consecuencia será el aumento de los delitos”, dice. “Es tan frágil la situación de finanzas del estado y de la ciudad que recién ahora irán a pagar los salarios de noviembre de la administración pública”, agrega.


Esa falta de recursos necesariamente influye en el “estado de ánimo” de los cuerpos policiales. Y nada permite prever que un escenario mejor: en 2018 habrá un recorte presupuestario de 10%.


Con todo, no puede escindirse la crisis de seguridad carioca de lo que ocurre en el resto del país. Según un informe elaborado por el diario O Globo, entre 2001 y 2015 hubo 786.000 homicidios en Brasil, lo que representó un asesinato cada 10 minutos.


Esto es lo que lleva, a muchos especialistas, a considerar que el país vive una situación de guerra interna. “No tenemos pena de muerte en la Constitución, pero sí la tenemos en la práctica” declaró el presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos Roberto Caldas. Y añadió: “La violencia letal es practicada por el propio Estado, sin un permiso formal pero sí informal”.


Para la mayoría de los especialistas en temas de seguridad, no hay dudas que la violencia debe aumentar: “Es que el Estado está realizando políticas en pro de ese aumento. Los mayores números de actos de delincuencia y de muertes están asociados a políticas públicas mal orientadas; al punto de admitirse un discurso anti derechos humanos”.


Hay una tendencia actual a relacionar el creciente número de homicidios con el tráfico de drogas. Pero esta tesis es rebatida por quienes estudian el tema. Cesar Barreira, de la Universidad Federal de Ceará, señaló: “No se pueden explicar el aumento de las muertes violentas apenas por el narcotráfico, como suponen algunos voceros de los organismos de seguridad”.



Fuente:  30 de diciembre de 2017 (Clarín-Derf)










Agencia de Noticias DERF
E-mail:grupoderf@hotmail.com
Santa Fe - Santa Fe
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

derf.com.ar | Facebook Facebook derf.com.ar | Twitter Twitter derf.com.ar | Google Plus Google Plus derf.com.ar | Instagram Instagram
Diseño sitios WEB
Copyright ©2018 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados